BERTHA YEREX WHITMAN 1892-1984

Fue una de las pioneras en la inserción de la mujer en el campo de la arquitectura en el estado de Michigan, Estados Unidos.

Bertha Louise Yerex nació en Newaygo, Michigan, en 1892, hija de Charles Napier Yerex and Emma Retta (Giles) Yerex. A los 19 años recibió un certificado por parte de la Universidad de Michigan del Este para poder enseñar en una escuela elemental. Sobre este episodio de su vida, Yerex Whitman diría en una entrevista realizada para el libro The Michigan Alumnus (1948):

Enseñé durante tres años (…), pero decidí que no era para mí (…). En ese entonces no sabía lo que significaba la palabra arquitectura, solo sabía que me gustaban las matemáticas y que había dibujado por años (…)”.

Sus habilidades para las matemáticas, su destreza para el dibujo y un curso que recibió por correspondencia sobre dibujo técnico, la llevaron a inscribirse en la carrera de arquitectura en la Universidad de Michigan en 1914. Su madre, Emma Yerex, accedió a permitirle retomar el estudio, siempre que ella continuara realizando la limpieza en el hospedaje que poseían en la ciudad de Ann Arbor.

Al ingresar a la escuela de Ingeniería el decano negó su ingreso al programa, sin embargo logró inscribirse. Al interior de las aulas, Yerex Whitman declaró que todos sus compañeros de clase la trataron como igual, sin embargo no tuvo permitido asistir a ningún viaje de campo para los trabajos de topografía, ya que se consideraba que no era una actividad adecuada para una mujer. Mientras se encontraba en la universidad, fue fundadora de la sociedad “T-Square” (una asociación dedicada a las pocas estudiantes de arquitectura en la universidad) y de un club de estudio para estudiantes de ingeniería  arquitectura.

Debido a la incorporación de los Estados Unidos a la Primera Guerra Mundial en 1917, la mayoría de sus compañeros se enlistaron en la fuerza armada; en tanto, trabajó como proyectista en la Dodge Brothers Company, en Detroit, Michigan, convirtiéndose en la primera mujer en utilizar este puesto. Retomó sus estudios en 1918, al finalizar la Guerra, y en 1920, a los 28 años, se convirtió en la primera mujer en graduarse de la recién fundada Escuela de Arquitectura y Diseño de la Universidad de Michigan. En ese momento solo el 1% de quienes practicaban la arquitectura eran mujeres.

En 1921 contrajo matrimonio con Lloyd E. Whitman, en la ciudad de Ann Arbor; ese mismo año Emil Lorch, decano de la Escuela de Arquitectura y Diseño, le aconseja mudarse a Chicago, para continuar su desarrollo profesional. Inicialmente tuvo dificultades para encontrar trabajo en las oficinas de arquitectura de Chicago, incluso como proyectista.

Obtuvo su credencial como arquitecta en 1926, a pesar del hecho que las firmas de arquitectura no se encontraban muy interesadas en contratar mujeres durante ese período, ella continuó trabajando de forma independiente, abrió su propia oficina y llevaba simultáneamente el cuidado de su hogar y de su hijo Charles y su hija Suzanne. Posteriormente, se incorporó a la firma Perkins, Fellows and Hamilton, donde sus habilidades como dibujante fueron altamente valoradas.

Yerex Whitman escribió un recuento de sus experiencias durante su permanencia en Perkins, Fellows and Hamilton, en las que declaró haber sido tratada con igualdad, trabajando e involucrándose en proyectos de gran escala junto al equipo de ingenieros.

Lloyd Whitman cierra su empresa debido a la crisis provocada por la Gran Depresión (1929 – 1939) y posteriormente abandona a su familia en 1934. Ese mismo año, Yerex Whitman empezó a trabajar para el Estado de Illinois como trabajadora social para poder mantener a dos hijos; tres años después, se incorporó a trabajar en el departamento de diseño, realizando remodelaciones para oficinas en edificios de gobierno. Simultáneamente mantiene su práctica independiente, diseñando residencias para  numerosos constructores en Evanston, incluyendo a Otto Shultz, Fred Johnson, Horatio W. Dring, Ray W. Pervier y John Storm.

En 1928 Yerex Whitman se convirtió en una de las nueve fundadoras del Club de Mujeres Arquitectas de Chicago (Women’s Architectural Club of Chicago), junto a Juliet Peddle (1899-1979), primera arquitecta en graduarse en el estado de Indiana. El club continuó activo hasta la década de 1940, año en que fue fundado el Instituto Americano de Arquitectura (AIA, por sus siglas en inglés).

En 1931 ganó el premio Better Homes Award (Premio a las Mejores Casas), por la residencia que diseñó para B.G. Lawrence; al recibir el reconocimiento, se describió al proyecto como una “única y conveniente disposición de cuartos y escaleras”. Su diseño fue presentado en el Pabellón de Mujeres (Women’s Pavillion) en la Exposición Universal de Chicago en 1933, la cual llevó por título “1833 – 1933: Un siglo de progreso”.

Yerex Whitman valoraba los diseños residenciales que hicieran uso eficiente del espacio, que estuvieran orientadas hacia las necesidades diarias de la vida doméstica; consideraba importante hacer diseños que respondieran a las personas que iban a habitar en ese espacio. En sus inicios, frecuentemente se tomaba el tiempo para observar las actividades que una familia realizaba antes de diseñarles su nuevo hogar. Este fue uno de los aspectos más satisfactorios de su carrera.

Diseñó más de 50 residencias entre 1928 y 1967; según The Michigan Alumnus  (1948), Yerex Whitman diseñó suficientes edificios para abastecer un pueblo pequeño; más de doscientas casas, iglesias, escuelas, complejos de apartamentos y edificios comerciales. Su obra se encuentra principalmente en Evanston, Glencoe y Chicago, también diseñó proyectos en Florida, Georgia, Tennessee, Michigan y Wisconsin. Durante una entrevista citada en su obituario,  publicado en el Chicago Tribune, el 4 de noviembre de 1984, declaró:

“No soy Shakespeare ni Frank Lloyd Wright, pero disfruto lo que hago, y disfruto demostrando a los hombres que nosotras las mujeres somos tan buenas como ellos en lo que sea que hagamos (…)”.

Además de su ejercicio profesional, los viajes de estudio alrededor del mundo formaron parte importante de su desarrollo, visitó numerosos países en Europa, Asia, y África. Realizó “la vuelta al mundo” en cinco ocasiones; esto le permitió escribir un libro sobre sus viajes, titulado A Tyro Takes a Trip (Una Principiante se toma un Viaje), publicado en 1971.

Yerex Whitman falleció Cass City en 1984, a la edad de 92 años. Sus documentos son conservados en el Instituto de Arte de Chicago, en la Biblioteca de Historia Bentley, en la Universidad de Michigan y en el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano de los Estados Unidos. La magnitud e importancia de su trayectoria pueden resumirse en una frase que ella expresó durante una entrevista:

“Hagas lo que hagas, no digas que me he retirado (…)”

Más información:
“Bertha Yerex Whitman: Architect for 50 Years”. Obituario publicado en el Chicago Tribune. Domingo 4 de Noviembre de 1984.
Hartzell, K. (2014) “Bertha Yerex Whitman: An Early Female Architect”. Evanston Women’s History Project. Recuperado de: http://evanstonwomen.org/page/3/
University of Michigan, Alumni Association (1948). The Michigan Alumnus (Vol. 54). UM Libraries.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s