ELISABETH MARTINI 1886-1964

Arquitecta norteamericana, fundadora de la primera agrupación de mujeres arquitectas de Chicago.

Nació en 1886 en Brooklyn, cursó sus estudios secundarios en Massachusetts, y en 1908 se recibió de arquitecta en el “Pratt Institute¨ de Brooklyn, Nueva York. Tomó varios cursos en la Universidad de Columbia, también en NY. Viajó por Europa y en el año 1909, se mudó a Chicago, donde ejerció la profesión.

En sus comienzos tuvo grandes dificultades para conseguir trabajo. Noventa estudios de arquitectura, rechazaron sus solicitudes, en algunas ocasiones, lo hicieron frontalmente con el argumento de “no admitir mujeres en las salas de dibujo”. Martini, cambió entonces su enfoque, se inscribió en una escuela de negocios, consiguió así trabajo como secretaria de un estudio de arquitectura y desde este puesto se las ingenió para llegar a las salas de dibujo.

En 1913, Elisabeth Martini tomó el examen para obtener su licencia de ejercicio profesional, en esa oportunidad ella era la única mujer entre los 86 postulantes, y fue una de las 28 aprobadas. En 1914 con la partida de la arquitecta Marion Mahony Griffin, Elisabeth Martini se convirtió por varios años en la única mujer habilitada para ejercer la profesión en el estado de Illinois.

Su estudio se dedicó principalmente a viviendas unifamiliares, aunque en varias oportunidades fue contratada por otros estudios de arquitectura para completar o colaborar con sus producciones.
En 1921, la arquitecta se sentía aislada de la comunidad arquitectónica en su entorno, publicó entonces un aviso en el diario que leía “Only girl architect lonely: Wanted – to meet all the women architects in Chicago to form a club.” – Se busca arquitecta solitaria, para encontrarse con todas las arquitectas de Chicago y formar un club. Este aviso, revela la realidad de las arquitectas y las características de las instituciones de la época, que excluían de sus filas a las minorías, quienes para obtener contención, voz y representatividad debían agruparse entre sí. De esta reunión surgió el “Chicago Drafting Club”– Club de Dibujantes de Chicago – que más adelante se convirtió en “Women´s Architectural Club” – Club de Mujeres Arquitectas, que incluía a las 14 mujeres arquitectas que había en Chicago en ese momento.

Finalmente en 1970 el grupo mutó en el “Chicago Women in Architecture” – Mujeres en Arquitectura en Chicago – una organización que todavía funciona, y es una de las más antiguas organizaciones de mujeres arquitectas en los Estados Unidos.

La organización es de gran importancia para la historia de las mujeres arquitectas, nos permite a través del registro de su actividad y de la correspondencia entre sus miembros, comprender la realidad de las mujeres arquitectas a lo largo de la historia.

Vemos la transformación histórica del rol de las mujeres, en la historia de la institución, donde las arquitectas se transforman de individuos aislados a grupos organizados, hasta alcanzar el lugar que hoy ocupan, representadas por organizaciones con fuerte presencia política y profesional en la sociedad de Chicago. Estos testimonios nos demuestran por una parte, cuanto se ha podido avanzar en los últimos años, pero también cuan frágil es ese terreno conquistado.

En su estudio, Elisabeth Martini, realizó principalmente viviendas unifamiliares. Su obra más importante fue la iglesia luterana de St. Luke y el ala educativa, en Park Ridge (1928). Este encargo fue realizado por una comunidad de la que ella era parte, donde todos los domingo daba clase a los niños de la congregación.
La iglesia fue realizada en una adaptación del estilo “gótico inglés”, muy común en las iglesias luteranas. La comunidad de St. Luke, no tenía suficientes fondos para pagar los honorarios profesionales de la arquitecta, por lo que, se pautó un pago mensual de us$ 60.00 por mes de por vida.

La arquitecta murió a los 98 años en Pleasant Hill, Tennessee. Su legado de lucha por la inclusión de las mujeres en el mundo laboral y fundamentalmente su trabajo para agruparnos en busca de identificación, representación y fuerza, siguen siendo un faro para todas aquellas “arquitectas solitarias, que buscan agruparse para formar un club”.

Más información
Mueller, Adolph, Residence, publicada en Life and Labor, February 1914
King, Susan, Only girl architect lonely
St. Luke’s Buildings

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s