ELIZABETH WRIGHT INGRAHAM 1922-2013

Visionaria y modernista  trabajó para escapar de las sombras de F. L. Wright y lograr su propia identidad y expresión de diseño orgánico.

El paisaje montañoso de Colorado Springs  y su terreno escarpado sirvió de materia prima donde el trabajo creativo de Elizabeth Wright Ingraham floreció. Toda su vida estuvo rodeada de increíble arquitectura y nació con un legado de edificios, pero desde los 14 años de edad, cuando decidió que sería arquitecta, Elizabeth Wright trabajó arduamente para establecer su propio e independiente estilo. Ella no solo le daría forma al paisaje, sino que además trabajaría para preservar y proteger el medio-ambiente a través de organizaciones educacionales y filantrópicas que estableció.

“Tuvo una gran admiración por su abuelo y conexión familiar con Taliesin que persistió durante toda su carrera y vida. Pero además tuvo el deseo de ser ella misma, original e independiente como diseñadora y persona”, explicó su hija Catherine Ingraham.

Nació en Oak Park, Illinois, en 1922, hija del arquitecto John Lloyd Wright  y Hazel Lundin, nieta de Frank Lloyd Wright. Creció junto a la arquitectura moderna, en una de las casas de estilo de la pradera y estudió arquitectura con Mies van der Rohe en el Instituto Armour, hoy el Instituto de Tecnología de Illinois. Asistió a la Universidad de Berkeley en California y  fue dibujante para la armada naval durante la Segunda Guerra Mundial.
Siguiendo los pasos de su abuelo y altamente influenciada por las enseñanzas del escritor irlandés George Bernard Shaw, Wright fue una apasionada por la arquitectura y la comunidad.

Conoció a su futuro esposo Gordon Ingraham mientras ambos estudiaban en Taliesin. La pareja viajo más de 11.000 millas (17.700 kms)  recorriendo  los Estados Unidos buscando donde asentarse hasta decidirse por Colorado Springs, por aquel entonces una comunidad  pequeña pero interesante y vital de artistas y arquitectos  en las montañas de Colorado. Allí encontraron la oportunidad de ejercer buen diseño e involucrarse con iniciativas locales.

La pareja formó la firma de arquitectura llamada Ingraham & Ingraham Architects, firma donde ella se desarrolló como socia de tiempo completo mientras crió sus 4 hijos. El estudio diseñó más de 90 casas, incluyendo la casa para Bob y Mildred Beadles en el barrio Old North End, en 1951 y ayudaron a establecer un vocabulario modernista en un área donde se hicieron eco los ideales Usonianos del diseño específico en torno al sitio y de una arquitectura accesible.

Ella fue muy crítica de la arquitectura local y en una entrevista en 1999, mencionó que un alto porcentaje de gente de diversas partes se había mudado al área en la post guerra.

“Ellos traen sus propios estilos. Nosotros tenemos que incentivar a la gente a aprender acerca de Colorado en vez de arrastrar sus propios equipajes y estacionarlos acá en algún lugar.”

El matrimonio se divorció en 1974 y ella luego estableció su propio estudio llamado Elizabeth Wright Ingraham & Associados. Durante este periodo vale mencionar las siguientes obras:

La Iglesia de la Comunidad de Vista Grande de Colorado Springs, (1987)  refleja la línea progresiva y sustentable desarrollada a lo largo de su carrera. Casi de estilo Post-moderna, con fachada de color por sus bloques de ladrillo rojos, vidrio azul y hormigón blanco la casa de culto es la primera en el país en utilizar un tipo de hormigón aislante y de eficiencia energética.  Una bóveda de vidrio corona la estructura y ofrece vistas de las montanas cercanas.

La casa Solaz, en la calle Crystal Park, Manitou Springs, Colorado, (1998) fue construida en la última etapa de su carrera profesional. Ganó en 1999 el premio de diseño de la AIA Colorado mostrando que  ella fue capaz de integrar el estilo Internacional heredado de su maestro con las montañas. Comisionada por la artista Dawn Wilde y su esposo, la casa está construida con bloques de baja densidad y hormigón. La vivienda tiene un aire industrial, con aleros abiertos de acero arrojando sombras en las paredes de hormigón. La fachada es económica, libre de mantenimiento y maravilloso complemento del paisaje según precisó la arquitecta.

Cuando estaba en sus 70 años de edad, diseñó y construyó la Biblioteca Pikes Peaks, Fountain (2006), el cual fue uno de sus proyectos más experimentales. Además el tema fue muy significativo para ella ya que la biblioteca no era solo acceso a los libros, sino el acceso a la información  que era central en todo lo que concernía a su ejercicio profesional. Un aspecto que consideró particularmente fue la altura del edificio ya que este sería para muchos niños el primer edificio cívico que conocerían, y ella no quiso que los abrumara. Esto refleja su interés por la gente joven con la cual se conectó y cumplió para muchos un rol de mentora.

Como su abuelo, ella se destacó en la reinvención, refinando su visión y creando lo que describió como un tipo de arquitectura ambiental apropiada para el paisaje de las montañas rocosas.

Según describió su hija Catherine:

“Su mejor arquitectura emerge desde y se conecta con el terreno donde se encuentra. Entonces hay algo de lo Orgánico aun presente, pero ha sido modernizado de un modo significativo en su trabajo más tardío.”

Su otra hija, Anna Grady, describió a su madre

“Ella tenía mucho para decir, acerca de muchas cosas, y no tenía miedo de decirlas. Ella tocó muchas vidas y fue un modelo y mentora para muchos jóvenes.”

Además de su prolífera obra fue miembro honorífico de la AIA (Instituto Americano de Arquitectos) y ejerció como presidenta de la AIA del estado de Colorado. En 1970 fundó y dirigió el Instituto Wright-Ingraham para fomentar y desarrollar oportunidades que contribuyan a la conservación, preservación y uso inteligente de recursos humanos y naturales. El instituto centra su foco en investigación y educación entre los sistemas construidos y el paisaje. Organiza programas educativos, conferencias, talleres y becas. Ella inició también un programa de Intercambio Internacional llamado Crossroads en afiliación con la facultad de Colorado. Fue co-fundadora del Foro de Mujeres en el mismo estado. Su discurso se dirigió a los ciudadanos invitándolos a involucrarse y comprometerse con la comunidad.

Practicó hasta los 85 años de edad y dejó un gran legado donde las obras ejecutadas fueron solo una parte de su impacto. Fue considerada una exitosa mujer de negocios y preservacionista. Además de las organizaciones mencionadas anteriormente, participó permanentemente de conferencias y charlas. Falleció en septiembre de 2013 en San Antonio, a donde se había mudado para vivir con su hijo Michael.

Nota: quisiera agradecer especialmente a Anna Grady, hija de Elizabeth W. Ingraham y miembro del cuerpo directivo del Instituto Wright-Ingraham  que me brindó información y corroboró algunos datos y fechas que aparecían confusos entre el material recopilado.

Más información:
Elizabeth Wright Ingraham, Wikipedia.
Famosa arquitecta de Colorado Springs, Elizabeth Wright Ingraham, fallece a los 91 años de edad, en Gazette
Maestra de Arquitectura y Ecología, en Curbed
Raíces de Frank Lloyd Wright en COLORADO, Articulo en revista Modernismo en Denver
Hall de fama de Mujeres  de Colorado
Instituto Wright- Ingraham
Libro Modern at Mid-Century: The early Fifties Houses of Ingraham & Ingraham, Elaine Freed.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s