ELINA CHAUVET 1959

Artista y arquitecta mexicana dedicada a visibilizar las violencias de género. Creadora de la instalación Zapatos Rojos.

Elina Chauvet nació en Casas Grandes, Chihuahua, un pequeño poblado en el norte de México, en 1959. Es hija de un piloto aviador que trabajaba en el gremio agrario, por lo que cambió de residencia constantemente; su infancia migrante le permitió vivir en diversas ciudades de México. Su madre era originaria de Casas Grandes, hija de un agricultor de manzana y ex teniente del ejército de Francisco Villa.

Durante su niñez, disfrutó jugar en la ciudad arqueológica de Paquimé, una de las actividades que influyeron en su decisión de estudiar arquitectura y dedicarse a las artes desde los 8 años.

“Para mí son inolvidables las temporadas que pasábamos en Casas Grandes, donde existe el lugar más increíble en el que puede jugar una niña: la ciudad arqueológica de Paquimé. …construida con muros de adobe colado, es un laberinto de habitaciones sin más techo que el cielo azul, el vuelo de las aves y los chapulines brincando y desplegando sus multicolores alas en contraste con la tierra árida del desierto llenaron mis sentidos de belleza y libertad.”

Estudió arquitectura en la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez, ciudad fronteriza entre México y Estados Unidos frecuentemente catalogada como la ciudad más peligrosa del mundo, donde cientos de mujeres han sido secuestradas, violadas y asesinadas desde 1993. Este contexto de violencia motivó a la arquitecta a enfocar su creatividad en el compromiso social y el tejido social.

Elina Chauvet incursionó en la pintura de forma autodidacta y desarrolló una pasión por esta disciplina, lo que la ha llevado a obtener numerosos premios y becas. Siendo estudiante estuvo muy interesada en el urbanismo, por lo que se enfocó en el arte público para hacer evidente su carga social y la crítica a la impunidad estructural.

En 1993, perdió a su hermana a causa de la violencia de género en Ciudad Juárez, 20 años después regresó a esta ciudad y encontró cientos de pesquisas de mujeres pegadas en los muros y las calles de la ciudad. Canalizó todo este dolor en la creación de Zapatos Rojos, y es a su hermana a quien dedicó esta obra. La primera instalación la realizó el 22 de agosto del 2009 en Ciudad Juárez. La artista y activista recolectó 33 pares de zapatos rojos los cuales simulaban una marcha de mujeres ausentes. Los zapatos fueron donados por la comunidad y pintados de rojo para generar una idea visual de las mujeres que ya no están, haciendo evidente la ausencia de aquellas que fueron asesinadas por la simple razón de ser mujeres.

A partir del 2010, Zapatos Rojos se instaló en varias ciudades de Europa, América Latina y Estados Unidos. Se ha convertido en un ícono y en un movimiento colectivo donde la gente participa de la instalación donando, pintando y escribiendo en los zapatos.

En 2012 comenzó un nuevo proyecto llamado “Confianza”, el cual dedicó a la artista italiana Pippa Bacca. Pippa Bacca viajaba de “dedo” por Europa vestida de novia junto con su amiga Silvia Moro denotando la confianza entre extraños; Pippa fue asesinada en Turquía. El proyecto de Elina, que sigue en proceso, hace una reflexión sobre la confianza. Comenzó bordando un traje de novia en distintos lugares del mundo en búsqueda de el significado real de la confianza.

Más tarde, en el 2014, Elina Chauvet se unió al reclamo social por los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa y dirigió la exposición llamada “Los queremos vivos”, construyendo una crítica social y política sobre la violencia que se vive en México, generando conciencia sobre la violencia y la impunidad. La exposición se presentó en el Museo Arqueológico de Mazatlán, en Sinaloa.

En 2014, llevó a cabo una acción-performance “Mi cabello por tu nombre” donde cortó su cabello en forma de conmemoración a las mujeres asesinadas en México, cada fragmento que cortó llevaba el nombre de una víctima de violencia de género en un listón rosa. Finalmente tatuó en su cuero cabelludo la palabra JUSTICIA. Se trató de una metáfora de la ausencia de justicia y cómo la tierra vuelve a cubrir los cuerpos impunemente.

Actualmente, Elina Chauvet vive en Mazatlán donde continúa desarrollando proyectos de arte político, dedicando su carrera a visibilizar las violencias para concienciar a las personas y así generar discusión y reflexión en la sociedad.

Más información
Entrevista a Elina Chauvet
https://zapatosrojosartepublico.wordpress.com/
http://www.feminicidio.net/articulo/elina-chauvet-habla-irene-ballester-zapatos-rojos
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s