MARLENE MOESCHKE-POELZIG 1894-1985

Escultora y arquitecta de origen alemán que dirigió el estudio que conformaron junto a su marido y socio Hans Poelzig.

Martha Helene Gertrud Moeschke nació el 22 de octubre de 1894 en Hamburgo. Fue una de las primeras mujeres en estudiar en la Escuela de Oficios Artísticos de Hamburgo entre 1914 y 1916 siendo su maestro el escultor secesionista Richard Luksch; y entre 1916 y 1917 asistió a la Escuela de Bellas Artes de Munich. Entre 1917 y 1918 obtuvo una beca para estudiar en la Academia Prusiana de Artes en Berlín, y en un acto de la Secesión en la primavera de 1918 conoció al arquitecto Hans Poelzig, casado y 25 años mayor. Compartían muchos gustos e intereses -principalmente por el cine y el teatro-, e inmediatamente Marlene comenzó a trabajar junto a Poelzig. Ambos entablaron una fructífera relación artística y afectiva hasta la muerte del arquitecto en 1936.

Los primeros trabajos con Poelzig fueron algo austeros, ya que participó en proyectos escultóricos, en lápidas y diseños de muebles; pero a partir de 1919, se convirtió en estrecha colaboradora en una de las obras más geniales de Poelzig-Moeschke, la Grosses Schauspielhaus, para el magnate del teatro Max Reinhardt. El edificio, bombardeado durante la Segunda Guerra Mundial y posteriormente demolido, es uno de los grandes proyectos de arquitectura expresionista alemana, no solo por escala sino también por la escultural presencia de su interior. El edificio posee un fuerte contraste entre la imagen exterior, casi industrial que recuerda los trabajos en silos de Poelzig, y el gran domo interior de la sala con su bosque de esculturales columnas y el cielorraso que asemeja a una cueva de estalactitas, con una clara influencia de la escultura de Marlene. A su vez, los vínculos de Poelzig con el director de cine Paul Wegener y el interés compartido por el séptimo arte los llevan a trabajar en las escenografías y el diseño de la famosa película del director, El Golem de 1920, junto a Carl Boese. Con una marcada línea expresionista, la película retoma elementos del medioevo y los lleva a su más alta expresión simbólica y formal, siguiendo la línea de su contemporánea El Gabinete del Doctor Caligaris de Robert Wienne.

Luego de éste trabajo, entre 1920 y 1921, Marlene y Hans Poelzig fundan el Bauatelier Poelzig. Así Marlene tomó las riendas del estudio, traducía y perfeccionaba los croquis de Poelzig en maquetas, supervisaba la ejecución de las obras y negociaba con los clientes. En 1921 exponen juntos en el Kunsthalle de Mannheim una serie de Porcelanas realizadas en base a sus diseños, inspirados en las formas irracionales del tardo barroco prusiano.  Para 1924 Marlene Moeschke se casa con Hans Poelzig luego que este se divorciara de su primera esposa María.

En 1926 diseñan juntos la famosa fuente Mosaikbrunnen para el Großen Garten de Dresden. Con el paso de la década del 20, los Poelzig van abandonando paulatinamente la exuberancia expresionista para acercarse más a los líneas simples del racionalismo funcionalista; posiblemente por la invitación de Mies van der Rohe a participar en la Exposición Werkbund de la Weißenhof de Stuttgart (1926-1927) donde el blanco de las unidades era la premisa,  seguida por el Cine Babylon de Berlín de 1927-1929 con su prístino interior y las curvas mendelsonianas de su exterior, o la Haus des Rundfunks de Berlín de 1928-1930, donde el ladrillo, las líneas rectas y la cerámica son los elementos de máxima expresión. Pero el abandono de la línea expresionista no es del todo permanente, ya que a estas tres propuestas se le contraponen otras tres contemporáneas, donde la escala es la principal apuesta -recordando las propuestas para la Corona de la Ciudad de Bruno Taut-, el proyecto presentado al concurso para la sede de la Liga de las Naciones de 1927, el proyecto para el Palacio de los Soviets de 1931 y las oficinas de I.G. Farben en Frankfurt de 1928-1931 -hoy sede de la Universidad Johann Wolfgang Goethe-.

Junto a Poelzig, Marlene tiene tres hijos, Marlene, Alexander y Angelika. Este crecimiento de la familia fue acompañado de la construcción, hacia 1930, de una nueva vivienda familiar; tarea llevada adelante por la propia Marlene, quien diseña su casa en el 28 de Tannenbergalle, en el barrio berlinés de Westend. Con líneas simples y con la clara idea de construcción de un hogar, se aleja de la impersonal propuesta del racionalismo arquitectónico.

Luego de la muerte de Hans Poelzig en 1936, Marlene continuó a cargo del Bauatelier solo durante un tiempo más. El asedio que sufrió su marido durante toda la década de los 20 por el Partido Nazi, se vio intensificado con el ascenso al poder, y fue obligada en 1937 a cerrar la oficina, vender su casa y mudarse a Hamburgo, donde vivió el resto de su vida.

La genial inventiva, creatividad y capacidad práctica de Marlene Moeschke, fue una ganancia que potenció la sociedad constituida junto a su marido Hans Poelzig, pero que se vio ensombrecida durante años por la figura del arquitecto.

Marlene Moeschke Poelzig murió en Hamburgo el 14 de Marzo de 1985.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s