MARÍA LUISA DOSEVA GEORGIEVA 1894-1975

Fue la primera mujer arquitecta de Bulgaria. Diseñó edificios que son considerados monumentos arquitectónicos de su ciudad, Burgas.

María Luisa Doseva (Мария-Луиза Досева-Георгиева) nació el 8 de septiembre de 1894 en la ciudad de Targovishte; hija de un famoso abogado, comerciante y banquero, Konstantin Dossev, que fue miembro de la Asamblea Nacional (con breves interrupciones) entre 1893 y 1919. Ella comenzó su formación en su ciudad natal, luego continuó la secundaria en Veliko Tarnovo y se graduó en Varna, donde recibió un premio del Ministerio de Educación. Después de completar la educación secundaria, eligió la carrera de arquitectura y se inscribió en la Universidad Técnica de Múnich, donde, a pesar de sus méritos y recomendaciones, se encontró con el obstáculo de la discriminación de género. Sus profundos deseos, intereses y vocación hacia el diseño, la llevaron a buscar otra universidad técnica de Alemania, en Darmstadt, donde las autoridades resultaron ser menos conservadoras y le concedieron un permiso especial como estudiante regular en 1913. Allí, además de los conocimientos propios de la carrera, se nutrió de la arquitectura y los edificios históricos en esta ciudad alemana. A principios del siglo XX, Darmstadt fue importante dentro del estilo Jugendstil (versión alemana del Art Nouveau). La joven Doseva se graduó con el título de Arquitecto el 20 de diciembre de 1917, a los 23 años. Inmediatamente después inició su práctica de posgrado en una oficina de ingeniería y arquitectura del distrito de Stara Zagora-Haskovo y en el departamento de Arquitectura e Ingeniería Regional de Burgas. La certificación de ambas prácticas resultó ser excelente, demostrando habilidad, corrección y precisión en las actividades que se le asignaron. Sobre la base de su título en la universidad y la certificación positiva del período de prácticas, el Ministerio de Edificios y Obras Públicas certificó que la señorita María Luisa Doseva estaba en condiciones de ejercer su especialidad. Se convirtió así en la primera arquitecta de posgrado en Bulgaria.

Sobre este hecho se presentan controversias, ya que unas semanas antes de que Doseva recibiera su diploma, otra mujer búlgara hizo lo suyo en la Universidad de Darmstadt, se trataba de Elena Markova de Sofía. Esta última comenzó una pasantía en el Ministerio de Edificios Públicos de Sofía y obtuvo una licencia para prácticas privadas antes que Doseva. Pero es aquí donde se presenta la gran diferencia: Elena Markova interrumpió su actividad profesional inmediatamente después de contraer matrimonio, María Luisa Doseva ha sostenido una práctica activa durante toda su vida.

El 5 de enero de 1918, María Luisa Doseva se casó con el arquitecto Minko Georgiev, con quien se conocían desde la Universidad de Darmstadt. Vivieron unos años en la ciudad natal del marido, Stara Zagora donde nació el primero de sus cuatro hijos, George. Dos años después, la familia se instaló en Burgas, una ciudad de intenso e incipiente desarrollo en ese momento, que ofrecía importantes oportunidades a los arquitectos. El marido Georgiev fue nombrado arquitecto estatal en dicha ciudad costera (participó en la creación de la Sociedad Búlgara de Arquitectura e Ingeniería (BIAD) y en la Unión de Arquitectos en Bulgaria). A finales de 1920, la arquitecta Maria Luisa Doseva abrió su oficina de arquitectura independiente ubicada en el número 25 de la calle Ferdinandova en Burgas.El primer proyecto que encaró fue del 13 de septiembre de ese año, para Tonyu Nedelchev. Se trató de una pequeña casa de un salón y dos habitaciones. La reputación de la oficina de arquitectura se extendió rápidamente, no solo en Burgas, sino también en Sliven, Yambol y Varna. Sus proyectos fueron diversos: edificios residenciales, tiendas y comercios, fábricas que incluyeron hornos y molinos. Además, realizó el proyecto base para la construcción de escuelas en Kameno, Troyanovo, Rusokastro, Sredets, Izvor, Primorsko, Ravna Gora, Kableshkovo y otras ciudades menores.

La arquitecta Doseva-Georgieva diseñó algunos edificios emblemáticos de Burgas, que hoy se valoran como monumentos arquitectónicos del siglo XX. El Hotel Boulevard, obra ejecutada entre 1920 y 1921, al comienzo de la calle Alexandrovska y próxima a la estación de ferrocarril que fue construida inmediatamente después de la Primera Guerra Mundial (más tarde rebautizada Checoslovaquia). Es un edificio que muestra la resolución de la esquina para una de las principales avenidas de la ciudad y revela influencias de la Secesión Alemana: su fachada decorada con trenzas geométricas abstractas y ornamentos -cabezas y medallones florales- tomados de la arquitectura árabe. Es una obra que puede caracterizar el trabajo de Doseva-Georgieva, basado en una continua búsqueda y transformación de las últimas tendencias arquitectónicas de Europa hasta el esfuerzo de alcanzar lo ecléctico. En 1923 diseñó la casa del famoso comerciante Peter Chiuulov y su esposa Nevena, en Knyaz Alexander Battenberg 18, donde unos años después residió Luther Kurt Yakubovski, director de la compañía Glarus y cónsul alemán en Bulgaria. Además de los proyectos para las viviendas de Georgi Popayanov, en la esquina de Al. Bogoridi y M. Lermontov, de Kiulinov en L. Dimitrova, del abogado Sheyretov en Tsar Asen y Tsar Petar, la villa del Dr. Kirocheva en Nessebar, la casa del Dr. Arnaudov en Yambol, entre otros.

En 1947, María Luisa Doseva-Georgieva fue precursora e inspectora de la Organización Regional de Diseño en Burgas. Ese año fallece su marido, en un hecho descripto como ‘ridícula muerte’. Ella continúa trabajando sin interrupción hasta 1973, cuando cumplió 53 años en su práctica de la arquitectura. Desde joven ella participó de manera efectiva y activa en diversas tareas sociales. Colaboró con la compañía de caridad Milosardie, participó en iniciativas de la sociedad de mujeres Autoconciencia y fue co-fundadora de una escuela profesional de sastrería y costura para niñas, y del primer jardín de infantes de Burgas.

En 1968, durante el Congreso Extraordinario de la Unión de Arquitectos en Bulgaria, fue proclamada Miembro Honorario del Sindicato de Arquitectos en Bulgaria y recibió la insignia dorada del sindicato junto a un diploma honorífico por su actividad general y trayectoria. También ha recibido la orden Madre de la Gloria, por el nacimiento y la crianza de cuatro hijos. María Luisa Doseva-Georgieva murió el 11 de abril de 1975 en Burgas.

En su familia hay sucesores que continúan con su oficina de arquitectura: el hijo primogénito, arquitecto Georgi Georgiev, que vive y trabaja en Burgas, y su nieto arquitecto Emanuil Popdimitrov -hijo de su hija pianista Lilyana Georgieva-. Además, otro de sus nietos es el famoso artista, Minko Popdimitrov. Su nieta, Mila Marinova, recuerda a María Luisa Doseva-Georgieva como una mujer “un poco pequeña, pero con la energía de una mujer fuerte e independiente. Ella no permitió que nadie interfiriera en su trabajo y tomó sus propias decisiones… Amaba el mar, le encantaba navegar con un bote, y continuó nadando hasta los 70 años”.

Más información:
Архитект Мария-Луиза Досева-Георгиева
PRESENCES / ABSENCES. Women Artists and Architects in the Modern Art of Bulgaria. Exhibition Commemorating the 80th Anniversary of the Bulgarian Association of University Women.

Save

Save

Save

Save

Save

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s